En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

jueves, 14 de diciembre de 2017

UN RECUERDO DE AQUEL VIAJE... Una carta que seguro te gustaría recibir.

Antes se viajaba menos y cuando se hacía se enviaban postales del lugar visitado, ahora que viajar es algo muy normal y que la gente aprovecha puentes y fines de semana para largarse a donde sea pudiera pensarse que la gente tenga tiempo de sentarse, escribir y enviar una impresión o una reseña del lugar que está visitando y enviarlo por correo a los amigos, familia... eso ya no se estila, la gente se hace mil fotos pero no se si de verdad “visitan” los lugares y no se paran a escribir ni media línea, es una pena.

Pero si tenéis el gusto por escribir, aunque sea un poquito, y os gusta poner un sello, la dirección de la persona destinataria y que esta se sorprenda al descubrir una carta en el buzón, en medio de las cartas de los bancos y las facturas... es algo que se está perdiendo.

Por este motivo, me ha gustado esta propuesta que me encontré.


Se trata de una tarjeta que tiene un parte en la que entre dos láminas de plástico puedes incorporar una hoja, un pétalo, una entrada usada de un museo o espectáculo que hayas visto en tu lugar de visita... es como un trocito del lugar que recibirá la persona destinataria y todo con ese gusto japonés por el detalle.

Para acompañar os dejo un tema japonés con toques modernitos, se llama Ryokō (viaje) y es una pieza de Ō Kuma, espero os guste. Este es el enlace.

Volviendo a la postal, es un diseño hecho en Japón por la ilustradora y diseñadora tokiota Haruka Shinji que nos invita a reflexionar sobre una cita de Ibn Battuta (reconocido por muchos como uno de los mayores viajeros de la edad media) que dice así "viajar te deja sin palabras y luego te convierte en un narrador".

Y con este comentario me despido hasta mañana.

EL HOMBRE DE TRAJE NEGRO... Un cuento de Stephen King

No soy muy fan de Stephen King, he leído El resplandor y alguna otra más, digamos que son lecturas un tanto particulares que no a todo el mundo llega de igual manera.

Así que cuando en el apartado de novedades de la biblioteca ví este libro lo tomé en préstamo para darle una oportunidad.


Veamos, se cuenta el encuentro entre un niño de 9 años y un “ser” que impactó al pobre crío hasta el punto de que lo recuerda muy vivamente 81 años después del suceso que acaeció en un bosque al lado de un río truchero, no puedo destripar más... si no cuento demasiado.

Se añade a la edición otro cuento, en el que está basado el de Stephen King, se trata del cuento El joven Goodman Brown escrito por Nathaniel Hawthorne, si tengo que escoger, me quedo con el de Stephen King.

Así que si os gusta el misterio, el lado oscuro y cómo te puedes sobreponer a todo, este cuento te podrá gustar para leerlo en un ratito y dejarte llevar por la narración.

miércoles, 13 de diciembre de 2017

HIBAKU, la historia de un piano

El otro día en las noticias de TVE se coló una pequeñita noticia sobre un piano especial, un piano que sobrevivió a la bomba atómica de Hiroshima lanzada por el Enola Gay el 6 de agosto de 1945 y que sigue usándose en ocasiones especiales como en las entrega de los premios Nobel o después de los atentados del 11-S de Nueva York, Hibaku (que significa bombardeado) pone música para el recuerdo.


Con esto se demuestra que la música tiene una transcendencia especial, es algo que nos hace más humanos aunque haya momentos en la historia de la humanidad en que parezcamos que no somos humanos, hay cosas que nos reconcilian.

La música de piano es muy espacial y tocada con el Hibaku parece sonar hasta distinto... con ecos de otros tiempos. Os dejo enlace a la noticia.


Y con La heroica op 53 de Chopin, este es el enlace, me despido hasta mañana.

TWENTY, paga jabón en lugar de agua y cartón.

Os traigo una idea que me ha resultado curiosa sobre los jabones, champús y detergentes que compramos, estos productos tienen en su composición un 80% de agua, por lo tanto podemos pensar que estamos pagando muy caro ese “agua”, además de el envase que lo contiene.

Twenty, es la idea que se le ha ocurrido a una graduada por la Design Academy Eindhoven (Holanda) llamada Mirjam de Bruij que hizo una tesis al respecto y ha creado una línea llamda Twenty para poder comercializar el 20% del producto, sin ese agua necesaria, tu adquieres el concentrado de champú, gel o jabón de la lavadora o suavizante y sencillamente añades tu mismo el agua precisa para que cumpla su función, sólo hay que abrir el grifo y hacer la mezcla en unos envases que puedes reutilizar constantemente.

Fuente: www.mirjamdebruijn.com

Con esta idea el envase donde va el producto se hace más pequeñito, se gasta menos pláticos, menos peso, en principio todo ventajas... pero mejor lo vemos ¿no?, os dejo un pequeño vídeo donde se nos enseña cómo va la cosa.

A mi me parece una idea buena, y el diseño es bonito y sencillo, otra cosa es que de llegar al mercado acabe cuajando.

martes, 12 de diciembre de 2017

TATSUO HORIUCHI... ¿SE PUEDE HACER ARTE CON MICROSOFT EXCEL...? Parece que sí.

El Excel, esa “herramienta” que al menos a mí me cuesta un tanto cuando ya se quieren hacer composiciones de tablas más complejas, no me gusta mucho, por eso cuando me he encontrado con esta reseña de cómo es posible hacer preciosas obras de arte usando Excel me he quedado impresionada.

Un japonés llamado Tatsuo Horiuchi usa Excel para hacer arte, así parece algo como abstracto y podemos pensar que lo que acaba creándo sean líneas y cuadraditos, nada que ver...


Estas son algunas de sus creaciones.


Son coloridas y un tanto naif, pero no me importaría tener alguna de ellas en casa... son bonitas, y lo que más me impresiona es saber que este señor con 77 años y ya jubilado haya descubierto esta capacidad creativa con el ordenador, tiene mi admiración absoluta.


Pero para entender como llega a estas creaciones lo mejor es verlo, así que os dejo enlace a un breve vídeo en inglés con subtítulos (se entiende bastante bien, y así de paso practicamos) en el que el propio Tatsuo nos muestra su habilidad, me encanta su lugar de trabajo, siempre me fascina ver dónde se crean las cosas, dónde bulle la creatividad.


Y con este comentario, donde se nos muestra que cualquier cosa puede ayudar a despertar nuestra imaginación, me despido hasta mañana.

NICHOLAS NIXON, su particular mirada fotografica, exposición en Fundación Mapfre.

Vale, siempre intento hablar de exposiciones gratuitas, está no es una exposición gratuita, salvo que vayas el lunes que es gratis (en horario de 14:00 a 20:00h ) o pertenezcan a algún colectivo especial, sino el precio es de 3 euros, no es mucho en comparación con otro tipo de ocio, pero merece la pena si sois aficionados a la fotografía, o si os gusta el aspecto sociológico bajo la mirada de un artista, como es el caso del fotógrafo Micholas Nixon.


En la sala Bárbara de Braganza de la Fundación Mapfre podemos ver más de doscientas fotografías que van desde los años setenta, con distinta temática, como la serie realizada en 1988 sobre la gente afectada de sida, donde vemos instantáneas y diverso material como cartas personales de afectados o familiares.


Otra serie muy reconocida es la llamada Las hermanas Brown, que empezó en 1974 haciendo una foto de grupo de su mujer Bebe y sus hermanas, cuatro mujeres retratadas año a año con el consiguiente paso del tiempo y la manera de posar ante la cámara.


También la serie parejas es interesante.


Y las series de ciudades, que impresionan bastante.

Se puede visitar hasta el 7 de enero de 2018, pero si no podéis pasaros y os interesa, podéis ver una visita virtual en la web de la fundación, o bien podéis ver la introducción y explicación estupenda que de la obra de Nixon hace el comisario de la exposición Carlos Gollonet, que habló para el espacio de divulgación de La 2 de TVE de la UNED, del que os dejo enlace.

Más información en: www.fundacionmapfre.org

lunes, 11 de diciembre de 2017

NIDO DE NOBLES, una novela de Iván S. Turguénev y un vals de Tchaikovsky para acompañar.

Hace un tiempo tomé prestado de la biblioteca las novelas cortas de Iván S. Turguénev, que comenté aquí, y como me había gustado (normalemente no me suelen defraudar las novelas rusas) volví a tomar prestado de la biblioteca esta novela del autor, llamada Nido de nobles, editada por Alba, que cuida mucho los detalles.


(Me gusta el cuadro de la portada, un lienzo titulado Vista de la hacienda Marienhof de M.D. Rezvói, cerca de San Peterburgo, pintado en 1846, la editorial Alba tiene portadas preciosas)

“Tampoco tú harás tu nido en ninguna parte y andarás errante toda la vida”, esta sentencia resume un tanto la trama, veamos... el protagonista tiene una vida infantil y juvenil algo caótica en cuanto a educación y a sentimientos, la niñez solitaria la recueda ojeando un libro llamado Símbolos y emblemas un tomo voluminoso que tenía cerca de 1.000 dibujos, muchos de ellos enigmáticos y que incluían comentarios también enigmáticos en 5 idiomas... el propio autor puso este libro en la trama, porque él lo tenía de pequeño y le impactó mucho... A mí no me importaría nada tener uno...


Volviendo al protagonista del libro, vivió una vida errante, se casó con alguien que no resultó ser lo que pensaba, normal cuando tu elección se basa solo y exclusivamente en la belleza, quiso enmendar ese error para poder ser feliz, pero solo rozó por momentos esa posibilidad, pero la vida sigue y se le escapa un amor puro que pudo ser el definitivo y cuyo final es especial, o al menos a mí me lo parece, solo quedan los recuerdos, así de simple.

El libro es muy “ruso” y de su época, con pasajes que se dicen en francés que era el idioma de la élite rusa y vemos como esa sociedad vivía mucho de las apariencias.

Así que si os gusta este tipo de literatura esta novela os podrá gustar sin duda... para acompañar y dado que en la novela hay mucho sentimiento, vuelvo a dejar esta preciosa composición de Tchaikovsky que se llama Vals sentimental, este es el enlace.

Hasta mañana... y si podéis, dejad un hueco a la lectura, siempre se puede sacar tiempo si te lo propones.