En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

lunes, 7 de agosto de 2017

EN MISA DEL 6 DE AGOSTO DE 2017... Anticipo del cielo

Mañana con calorazo, la tarde no se quedó atrás en cuanto a temperaturas altas, si a esto añadimos la luna llena, que según algunos dicen que no “afecta” pues a esos que se vengan a este pueblo y verán lo que pasa... madre mía, qué cantidad de locura y desenfreno... ufff... vaya si se nota la luna.

Total, que seguimos con el cura sustituto y la iglesia con este cura está más llena que con el titular, es así de triste...

Como siempre, os dejo la lectura en la que se basó su homilía:

Lectura del santo evangelio según san Mateo (17,1-9):

En aquel tiempo, Jesús tomó consigo a Pedro, a Santiago y a su hermano Juan y se los llevó aparte a una montaña alta. Se transfiguró delante de ellos, y su rostro resplandecía como el sol, y sus vestidos se volvieron blancos como la luz. Y se les aparecieron Moisés y Elías conversando con él. Pedro, entonces, tomó la palabra y dijo a Jesús: «Señor, ¡qué bien se está aquí! Si quieres, haré tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.»
Todavía estaba hablando cuando una nube luminosa los cubrió con su sombra, y una voz desde la nube decía: «Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto. Escuchadlo.»
Al oírlo, los discípulos cayeron de bruces, llenos de espanto. Jesús se acercó y, tocándolos, les dijo: «Levantaos, no temáis.»
Al alzar los ojos, no vieron a nadie más que a Jesús, solo.
Cuando bajaban de la montaña, Jesús les mandó: «No contéis a nadie la visión hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos.»

Dice el cura que en la lectura se habla del monte Tabor, que es un lugar muy bonito un sitio que es muy propicio para transfigurarse, nos hablo de que fue de visita al lugar y nos describió el sitio y lo especial que es por su orografía, está situado en una planicie perfecta y derrepete se emerge el monte Tabor, pues en ese lugar tan especial se presentó Jesús a sus discípulos, la presentación de su persona tal y como la verán en el cielo, los discípulos querían quedar con Él porque era un anticipo del cielo, Jesús se mostró y nos da esperanzas, si todos escuchásemos más lo que dice y recapacitásemos en todo el bien que Él hizo por el mundo repartiendo el bien mejor nos iría todo, por eso todos nosotros podemos evangelizar llevando a otras personas a Jesús, a personas que no le conocen, porque para hacer el bien no hace falta ir “al quinto pino” cerca de casa hay gente que está muy perdida, por eso, todos podemos hacer evengelio, incluso los enfermos (nos explicó una iniciativa de una parroquia de Boadilla del Monte, donde hay enfermos que evangelizan), también nos invitó a evangelizar en el trabajo, con el día a día, pues Dios nos llama a hacer esa misión en nuestro entorno.

También el cura tuvo un gesto bonito con su padre que allí estaba presente en misa junto a su madre y hermanos, dado que su padre estaba de cumpleaños, le dedicó bonitas palabras y todo en tono muy distendido, que hizo extensible a todos los padres... su padre está visiblemente discapacitado, pero de verdad que tuvo unas palabras muy alentadoras, al menos tiene una manera de expresarse muy cercana y eso en un cura es de agradecer.

Para acompañar, os dejo este cuadro del pintor británico Samuel Palmer y que lleva por título The Harvest Moon (La luna de la cosecha).


(La luna llena, la gente alterada y el calor... mala cosa si todo se combina, paciencia infinita hay que tener con el ruido de la gente que se ve que si ellos están de vacaciones, todos lo estamos y no es así... en este pueblo se nota mucho, ¿será la montaña?, ¿será el calor? o ¿será que cada vez hay menos amor por el prójimo y por el descanso de los demás...?)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.