En este blog hago comentarios sobre noticias, pequeñas historias, arquitectura, diseño, exposiciones, arte, música, películas, coches, libros, publicidad, idiomas, ciencia y religión... sin más pretensión.

miércoles, 2 de agosto de 2017

PASANDO UNAS TARDES CON LEON TOLSTOI... Contra aquellos que nos gobiernan y después del baile.

Hoy os comento dos libros diferentes escritos por un mismo autor, los dos libros los tomé prestados de la biblioteca y fueron escritos por Lev (León) Tolstoi, uno es un ensayo y el otro recopila tres cuentos.

Vamos por partes, primero el ensayo.


Este libro que lleva el sugerente título de Contra aquellos que nos gobiernan, es una lectura que no ha perdido mucho con el tiempo, siempre habrá gente que explote y explotados, buenos y malos políticos, es una lectura que interesa por la mirada con la que se escribió y en el tiempo en que fue concebido, no ha perdido mucho, como digo.

Me ha gustado más la primera parte que la segunda, pero el conjunto es recomendable, hay que tener en cuenta que Leon Tolstoi fue una persona que reorientó su vida, me refiero a que nació en el seno de la nobleza rusa, estudió derecho y lenguas orientales pero abandonó por discrepancias con los métodos de estudio, vivió ocioso como heredero, no se privaba de nada en los muchos viajes y vidorra que se pegaba... pero volvió cual hijo pródigo a su localidad natal Yásnaia Poliana (se traduce como claro del bosque, todo muy bucólico).


Donde sufrió una crisis de conciencia y fue cuando quiso ser adalid y altavoz para transformar la política y la sociedad, en su casa de Yásnaia Poliana educó a hijos de campesinos y devolvió a la sociedad lo mucho que desde sus privilegios tenía... le dió una vuelta de tuerca a su vida, desde ese punto se entiende por ejemplo este ensayo que escribió.

Creía en el poder de la educación y en la libertad, enseñar sin castigos.

Aquí tenéis al autor escribiendo en el rincón de su casa donde siempre lo hacía.


Si queréis ver como era la casa de León Tolstoi, os dejo el reportaje que sobre viajes en tren hace el inglés Michael Portillo siguiendo la guía Bradshaw de viajes de 1913, en el reportaje nos muestran la casa y como al final de su vida los trenes tuvieron su protagonismo como su personaje de Anna Karenina, no acabó tan mal, sino que murió en una estación de tren.

En el reportaje vemos incluso como se conserva todo muy bien.


Incluso el sofá donde nació, pieza que me resulta muy curiosa que aún se mantenga y en tan buen estado.


Y en esta estación de Astapovo fue donde murió.


(Si queréis ver el trozo de vídeo del que os hablo, tenéis que ir hasta el minuto 06:40, por cierto, si os gustan los trenes y la historia estos reportajes de Michel Portillo se pueden ver en La 2 de TVE se llaman “grandes viajes ferroviarios” la pena es que los eliminan pronto de la web.)

Después de este libro, os hablo someramente de los tres cuentos recopilados en el libro Después del baile.


Son tres cuentos que reflejan la condición humana, con una visión peculiar sobre las personas. Empezamos pues:

En el cuento que lleva por título Después del baile, se nos muestra a un chico que conoce a una chica en un baile ella le encanta pero también le gusta el padre de esta dado que le dió muy buena impresión, pero volvió a verlo en otras circunstancias y ya no le pareció lo mismo por el trato que dispensaba... era otro contexto, pero daba para pensar.

En Tres muertes, la importancia de cumplir lo prometido, afrontar la muerte...

En ¿Cuánta tierra necesita un hombre? A veces la ambinción ciega y queremos abarcar más de lo que se puede, ser insaciable y acapar por acaparar pasa factura, la peor de todas.

Estos tres cuentos o narraciones breves son ideales para leer en un ratito libre, porque se leen muy bien y enriquecen, no caen en saco roto y son muy actuales, porque son temas de siempre, la gente no cambia.

E invitándoos a leer me despido hasta mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.